101 municipios componen la provincia de Málaga, ubicada al sur de la Península Ibérica y bañada por el Mediterráneo ofrece espectaculares
contrastes paisajísticos, el carácter abierto, amable, alegre y cosmopolita de sus habitantes, una riquísima herencia monumental, un referente
cultural inigualable, unido a su   gastronomía, junto al mejor clima del mundo, la convierte en un gran oasis de maravillosas experiencias..

Inicio | El tiempo | Provincia | Ocio Turismo y cultura | Medio ambiente | Multimedia | Cómo llegar

 

     

X   X
   
 
Mijas| Historia

 
 
  >  Localización
  >  Historia
  >  Qué visitar
  >  Naturaleza
  >  Gastronomía
  >  Fiestas
  >  Playas
 
 
 

Los indicios más antiguos de ocupación humana, se remontan a la Edad del Bronce, en torno al segundo milenio antes de Cristo.
A partir del 800 a. C., la llegada de los fenicios a la costa de Málaga, impone un gran cambio a las comunidades locales. Los fenicios se asientan en las desembocaduras de los principales ríos del sur peninsular, convirtiendo a éstos en vías de comunicación hacia el interior y generando un floreciente comercio de recursos minerales y agrícolas. Así, en la desembocadura del río Fuengirola se encuentran testimonios de un asentamiento, probablemente relacionado con el control de la vía de comunicación de los ríos de Ojén y de las Pasadas, a través de los cuales accederían a los territorios de la actual Mijas.

Fenicios y griegos pasaron por aquí ante las noticias que tenían de la riqueza y variedad de las minas existentes en esta zona, cuyos metales a partir de entonces fueron enviados a las ciudades de Oriente.

Mijas fue un poblado perteneciente a la Turdetania, fundado junto a la fortificación de la que todavía quedan restos en la actual planicie de la Muralla, y que se reducen a alguna puerta maltrecha o al trozo de muralla que nos habla de la solidez con que fue construida.

Los romanos la llamaron Tamisa y mantuvieron con ella un importante comercio, favorecido por la construcción de la Vía Apia que unía Málaga y Cádiz. A partir del siglo II a. C. se produce la llegada de las influencia de la “romanización” que culminará en los primeros siglos de nuestra era. En relación con las necesidades comerciales y militares se construirán grandes vías de comunicación que permitirán una rápida y segura vía de contacto entre las distintas y alejadas zonas del Imperio Romano. 
En el caso concreto de Mijas, los restos arqueológicos encontrados confirmaron la existencia de la ciudad romana de Suel, posible sucesora de la ciudad iberopúnica que se formó tras la llegada de los fenicios.
A los lados de las vías romanas surgirán villas rurales y comerciales, de las que quedan testimonios el tejar romano de Haza del Algarrobo y la villa de la Butibamba. Durante esta época tuvo gran importancia la explotación de los mármoles de la Sierra de Mijas.

Fue conquistada por los musulmanes después de la toma de Málaga, por el año 714.

A partir del siglo VIII una fuerza militar integrada por árabes y bereberes del califato Omeya de Damasco desembarcan en Algeciras y ocupan casi todo el territorio peninsular. El malestar social, la crisis ideológica, la depresión económica, etc., males que afectan al reino Visigodo, favorecieron una rápida y fácil ocupación. De esto modo, las tierras de la actual Mijas pasan a la órbita de influencia islámica.
Tras la ocupación se produce un proceso de arabización en el que la lengua y la cultura se asimilan progresivamente y un proceso de islamización que acabará con la práctica unificación religiosa de todo el territorio bajo el Islam, aunque con una cierta tolerancia hacia el resto de religiones monoteístas.
Durante la época hispanomusulmana se debió de producir un importante crecimiento tanto económico como de población, como lo demostraría la existencia, en el momento de la conquista de estas tierras por los Reyes Católicos en 1487, de tres núcleos de población distintos: Mixas (Mijas), Osuna (Osunilla) y Oznar (para algunos historiadores Hornillo), además de la fortaleza de Fuengirola; incremento poblacional que también vendría sugerido por las numerosas alquerías, atestiguadas en la actualidad por los numerosos restos de cerámica hispanomusulmana que se encuentran por todo el término municipal.

Edad Moderna

En 1487 se inicia la conquista de Málaga por los Reyes Católicos. Conocida la noticia en Mijas, varios vecinos se trasladaron a Málaga para solicitar entregarse al rey cristiano, suponiendo que las condiciones de la redención serían las que se ofrecían a las poblaciones de lugares que se entregaron sin resistencia: la libertad; pero la resistencia planteada por Mijas en la campaña de 1485 hizo que sus vecinos acabasen como esclavos junto a los de Málaga. Solo se permitió la libertad y la permanencia en sus propiedades de algunas familias (probablemente la que negociaron la rendición).
La inseguridad de la costa, provocada por piratas que atacaban las costas de Málaga desde puertos ubicados en el norte de África, provocaría que ésta quedara deshabilitada y no se pudiese llevar a efecto de repoblación de la zona de castillo de Fuengirola, que pertenecía a Mijas. En respuesta a esta inseguridad se levantaron torres vigías a lo largo de la costa. Los testimonios de estas construcciones son numerosos en Mijas: torre de Calahonda, Nueva de la Cala del Moral, Vieja de la Cala del Moral.

Después de la conquista de Granada, se procedió al reparto entre cristianos viejos de las casas, heredades y demás tierras que formaban parte de la jurisdicción de la villa.

Un acontecimiento histórico importante ocurrió el 2 de diciembre de 1831 en la playa conocida por El Charcón. Allí desembarcó el general Torrijos junto a 52 hombres. Atravesaron Mijas, coronaron la sierra.

 

 

 
   
 

 

 

 

 
 
 

Principal | Quienes somos | Productos | Servicios | Contacto

Copyright (c) , Malagaenred.com. All Rights Reserved.